miércoles, 18 de julio de 2018

Benavente. Iglesia El Carmen: Mosaico de la fachada.



Fachada iglesia con el mosiaco. A la derecha vemos la torre.
Con motivo de la celebración del 50 aniversario de la construcción de la iglesia El Carmen en Benavente, quiero publicar unas imágenes de su fachada, destacando el mosaico, obra del artista Alfonso Bartolomé, ya fallecido.
Alfonso Bartolomé (Palencia 1941-Zamora  2015) fue profesor de Dibujo en el Instituto León Felipe de Benavente. Y  además de pintar cuadros diversos, era conocedor del arte de la vidriera y del mosaico, realizando algunas obras en iglesias de la provincia. Precisamente una de ellas es este mosaico que decora la fachada de la nueva iglesia de El Carmen de Renueva, iglesia bendecida y consagrada en el mes de julio de 1968. Tal vez por estas fechas el profesor A. Bartolomé ya estuviese destinado en el Instituto de Benavente. 
J. Muñoz Miñambres, al escribir sobre la iglesia en una de sus publicaciones, dice, entre otras muchas cosas, que es amplia y esbelta en su interior. Está formada por tres naves, de líneas modernas y está adornada con sencillez y seriedad. En la fachada luce un monumental mosaico de 42 metros de superficie, obra del artista zamorano Alfonso Bartolomé, en el que se representa a la Virgen del Carmen entre las olas del mar, y a ambos lados de la monumental figura, las de Elías el profeta y San Simón Estok.
La Virgen del Carmen en el centro de la imagen como  protagonista. A ella está dedicada la iglesia. Con el Niño Jesús en sus brazos portando el escapulario.
A un lado de la Virgen vemos se representa  a la imagen de Simón Stock, general de los Carmelitas, que nació en Kent y murió en el año 1265. Se vio favorecido por la  aparición de la Virgen. Su fiesta se celebra el 16 de mayo.
Y al otro lado el profeta Elías, que viste como los carmelitas, pues lo tienen como su fundador. Su historia y profecía se cuentan en el libro de los Reyes. 





viernes, 13 de julio de 2018

Benavente: La Plaza.


Cada vez son más las personas a las que gusta pasar o pasear por la Plaza.
Cuando llegamos a un pueblo, e incluso a una  ciudad, y preguntamos por la plaza no nos hace falta añadir más. Todos saben y asocian la palabra, casi siempre, con la plaza mayor. Además suele coincidir con la más importante de la localidad y que destaca sobre  las demás. En muchos lugares se encuentra en el centro del casco histórico o más antiguo y, en su entorno o cercanía, hay edificios religiosos o civiles importantes desde el punto de vista arquitectónico o artístico.
Por mi parte tengo que decir que siempre hago esto al llegar a una ciudad desconocida, e incluso a un pueblo de menor población, y lo he hecho siempre. Estoy seguro de que también lo harán otros muchos ciudadanos viajeros. Y se da el caso siempre  de que, al preguntar por la plaza, te indican o te llevan a la plaza mayor. Por eso, precisamente, ocurre que este espacio suele ser el más cuidado y atendido por los que gobiernan el Ayuntamiento, en lo que a urbanización y mobiliario se refiere, tanto en su parte central, como en los soportales, si los tiene. Además se adorna con esculturas, jardines,  farolas, etc. Y no faltan bancos para sentarse y poder descansar todos aquellos que lo deseen, o que lo necesiten, al pasar o pasear por ella.
Suele ser, casi siempre, lugar de cita o reunión. De ahí que muchos digan: Te espero en la plaza, nos vemos en la plaza, el concierto de hoy es en la plaza, vamos a pasear y pasar el rato  a la plaza, hay teatro en la plaza,…etc.
Por muchas plazas que haya en una  ciudad, esa plaza, por la que los forasteros preguntan,  siempre será la plaza mayor, de lo contrario añadirían el nombre concreto de aquella a la que buscan o a la que  quieren ir.
 Personalmente tengo que decir que me gusta la plaza mayor de Benavente y disfruto pasando o paseando por ella, cuando nada, ni nadie, me lo impide, y también disfruto viendo imágenes antiguas y actuales de la misma. Porque en las antiguas puedo  recordar cómo se encontraban los edificios que rodeaban el espacio central, el tipo y materiales de construcción empleado, así como su altura y su uniformidad. También se ven los jardines, esculturas y faroles, o farolas, y demás mobiliario que la adornaban. Por supuesto que, las imágenes antiguas, son testimonio claro y evidente  de las actividades que en ella se realizaban en el pasado: los mercados  de frutas, verduras y hortalizas. Y de telas, zapatos, cerámica, etc. También se celebraban actos festivos y culturales como conciertos, teatro, actividades para niños, etc. 
Antigua imagen de la plaza con sus soportales.
En el centro jardín con escultura y a su alrededor bancos...
Uniformidad en la altura de los edificios y jardinen con fuente.
Reloj, el de Benavente....sobre el tejado de la Casa Conssitoriaal.
Otra imagen antigua con distinto jardín y distintas farolas.
Un día de mercado en la plaza.
Concentración de personas en la plaza mayor.
Otro rincón de la plaza. Uniformidad de los soportales.

Imagen más actual con escultura en el centro y coches aparcados.
La plaza con nueva construcción y jardín con árboles.
Aspecto que presentaba de la plaza hace ya años.
Y  en las imágenes más actúales vemos que se celebran actividades diversas, entre ellas bailes, tradicionales o no tradicionales, reuniones y manifestaciones por motivos diversos, encuentros en Semana Santa, procesiones, etc. También conciertos varios, folclóricos o no folclóricos, como va ocurrir este fin de semana en el que nada menos que el I Certamen Internacional de Bandas de Múdica, organizado por la Banda Maestro Lupi, con la colaboración del Ayuntamiento.
Una de las actuaciones de la banda Maestro Lupi.
La plaza el día de Las Candelas.
Semana Santa. Encuentro de la Virgen Dolorosa y el Resucitado.
También en la plaza los más pequeños han contado con diversiones.
Personas asistiendo a un concierto en la plaza.
Banda Maestro Lupi en una de sus últimas actuaciones. (Foto Interbenavente)

Los organizadores de este I Certamen de Bandas han elegido bien el lugar para su celebración, y más en las tardes del verano cuando el sol ya calienta menos y va llegando la sombra.

Ojalá que este sea un motivo más, para que aquellos ciudadanos de otros lugares de la ciudad, que no frecuentan y apenas conocen la plaza, se acerquen y la vean, sentados y escuchando los distintos sonidos y movimientos de las obras con las que las bandas de música participan en el Certamen.
Estoy seguro de que todos se llevarán buena impresión del acto, y también de la plaza, e incluso muchos pensarán que este es uno de los lugares de la ciudad que más atenciones debe tener. Y no sólo porque en él se encuentra el edificio histórico más importante del Ayuntamiento de la ciudad, sino también por todos los demás edificios antiguos de ladrillo, que aún se mantienen en pie y que son testimonio del  pasado, un pasado que merece seguir siendo respetado. Así lo pensaba y creía Antonio Sierra, artesano jubilado, ya fallecido, que entre las varias maquetas que hizo de algunos edificios de Benavente, destaca la plaza mayor con las casas de su entorno. Fueron muchas las horas que dedicó a ello, pensando en su protección y mantenimiento. 



miércoles, 4 de julio de 2018

Benavente: Iglesia de Santa María de Renueva.


 Se celebra este año el 50 aniversario de la inauguración de la iglesia El Carmen de Benavente, conocida y denominada también por muchos ciudadanos como El Carmen de Renueva, porque se construyó muy cerca de la antigua parroquia con este nombre, paroquia que se encontraba junto al convento de San Bernardo. De hecho en esta nueva parroquia de El Carmen se conservan gran parte de las imágenes y demás útensilios  de la de Renueva. 
Es una más de las iglesias desaparecidas de la antigua villa de Benavente. Se la menciona en documentos del siglo XII. Fundada, seguramente, en la época de la repoblación de la villa durante el reinado de Fernando II o Alfonso IX. Tenía tal importancia que se la coloca siempre en cuarto lugar, detrás de Santa María la Mayor, San Juan del Mercado y San Nicolás. No se conoce con exactitud la fecha de su construcción, pero su arquitectura y los materiales empleados evidencian su antigüedad. 
A partir de 1732 comenzó a deteriorarse y destruirse, hasta que en 1813 llegó casi al derrumbamiento total.     



A la izquierda se ve la torre de Renueva y el muro del coveno.




La iglesia existía antes del convento de san Bernardo, pues, para su construcción, la del convento, entregó al Concejo de la Villa unos terrenos que la parroquia tenía en sus proximidades.

Antiguia imagen de Renueva y espacio que ocupaba el convento.

Resto de muralla y demás cerca del convento. A la derecha torre de la iglesia.

Iglesia de Renueva. Plumilla de T. Viforcos.
Boda en la iglesia de Sta. María de Renueva. Años 30-
Iglesia y parte del convento. Dibujo a plumilla de T. Viforcos.
La calle Renueva, antes de recibir este nombre, se denominaba calle del Puente (Muñoz Miñambres).

Imagen antigua de la calle Renueva.
Calle de Renueva en la actualidad.

La iglesia, al principio, se llamó de Santa María de Abajo, pero al abrirse el portón de la cerca en el siglo XV, se hizo una calle nueva, rua nova (Renueva), que  no es más que la prolongación de una calle de la ciudad.
(Dice Rafael en su blog.) En el libro de actas del Concejo de 1434 Santa María de Renueva figura como una de las diez parroquias benaventanas que contribuyen al segundo y tercer repartimientos de pedido real de 1433. Atendiendo a su contribución es una de las de mayor peso demográfico y económico de la villa.
A partir de 1584 se acomete la edificación de un nuevo monasterio cisterciense de San Salvador, que hasta entonces se encontraba en Santa Colomba  de las Monjas. Este traslado se realizó tras varias negociaciones anteriores y la adquisición de terrenos junto a la iglesia de Santa María de Renueva, terrenos que estaban ocupados por huertas. En mayo de 1581 se forma una concordia por parte del cura mayordomo y feligreses de Sta. Mª. de Renueva, quienes aceptan la instalación del nuevo monasterio junto a la parroquia. Las religiosas utilizaban el coro alto y una capilla cerrada con reja, junto al altar de Santa Lucía.
Gómez Moreno visitó el templo  a principios del siglo XX dejándonos un breve comentario…….Sólo conserva de su obra morisca la portada, con triple arquivolta aguda de ladrillo y su torre que, siendo como la anterior, ha sufrido renovación más completa por idéntico motivo de ruina, y muestra tan sólo un arco semicircular en su penúltimo cuerpo.
En el año 1976 se produjo el derribo del templo, junto con el monasterio anexo de San Bernardo…En su lugar se construyeron bloques de viviendas y la estación de autobuses.  El 30 de Noviembre de este mismo año las mojas abandonaron el edificio y se trasladaron a su nuevo convento en la carretera de Villanueva de Azoague.
El nombre del Carmen fue ya posterior, sobre todo después de su destrucción y de la construcción de la nueva iglesia, la iglesia del Carmen de Renueva.
Se encontraba la iglesia en el lugar que ocupan, en la actualidad, unos bloque de viviendas frente a la  plazuela que hay hacia el centro de la calle Renueva.

Lugar aproximado en el que se encontraría la iglesia de Renueva.
 De ella se sirvieron las monjas del convento de san Bernardo hasta que ellas edificaron una capilla dentro del mismo.
Al desaparecer la iglesia de Renueva gran parte del material que había en ella pasó a la actual iglesia de El Carmen: retablos, imágenes, pinturas, pila bautismal, etc. De ahí que aún podamos ver y admirar en la actualidad algunas de estas obras, si visitamos la parroquia de El Carmen de Benavente.

Pila bautismal.

Retablo con el Cristo de la Salud.
Santa Lucía.
Urnas.
La Trinidad.
La Purísima.
Santa Lucía.
Santa Catalina.
Virgen del Carmen.
Retablo actual en la iglesia de El Carmen.
Virgen de la O. presidiendo el retablo actual de El Carmen.